Toyota Xanadú SnowZone.

Madrid, 24 de Abril.  Empezamos con un bolo en el centro comercial Xanadú en la pista de nieve.  Los expertos del motor van a probar los nuevos Toyota RAV 4 sobre su pista de nieve.

07:20 Am.  Allí nos presentamos @hernanml94 y yo en la pista de nieve donde me encuentro con mis compañeros de faena en el sector del filmmaking y broadcast.  Beatríz Martín Polo, Pablo Irigaray, Alvaro Mora, Miguel Ledo…todos compañeros de trabajo en nuestra etapa de la televesión, allá por el 2006.  Es genial comenzar un bolo con amigos y compañeros tan pros.

Bajamos el material a la planta baja de la pista, al calorcito de los vestuarios, y nos pusimos a preparar los drones.

Desde el primer momento, Hernán estaba preocupado por la cantidad de gente.

Nunca había estado en Xanadú Snow Zone.  Y la verdad es que flipé.  Una pista de ski en toda regla, aquí al lado.  Tienen toboganes para donuts, pista pequeña, grande y un frío de nevera.  Sí. De nevera gigante. Y también tienen una tirolina con cables que van por el techo…otro remolcador de esquiadores con mas cables…por el techo, y otros enseres que tambien estaban en el techo.  Vamos que la altura para volar, no es mucha, ni la misma en todo el recorrido.  La altura máxima segura era muy poca.

-Phantom.  Check.

-NbCam. Check.

11:00 Am.  Operadores de cámara en sus puestos.  Herny y yo en la pista principal.  Sale a la palestra NbCam.  Este es el drone que usamos para algunos bolos en interiores. Tan grande como un Phantom antiguo, pero con muchísima mas potencia de motores y capaz de levantar hasta 7kg. Éste se vuela en manual, sin ayudas del drone a estabilizarse como tiene el Phantom IV.

Estábamos obsesionados con no dar a nadie.  El resultado fue pésimo.  Operadores de cámara haciendo su trabajo por todo el circuito y nosotros con muy poco espacio por delante, los lados y por arriba.   En una palabra. Incómodo.

He visto volar a Hernan desde sus comienzos y conozco como se encuentra con tan sólo ver como traza una curva.  Nunca le había visto tan incómodo.  El hecho de tratarse de un vuelo indoor y que las leyes del aire no se apliquen, la seguridad ha de mantenerse en cualquier momento.  Es preferible no salir.  Fue la lección aprendida.  Por mucha habilidad que se tenga.  Bolo terminado.  Recogemos.

01:00 pm. Visualización de las imágenes. Con mas bajona que otra cosa, estudiamos las imágenes grabadas y trazamos un nuevo plan.  Con el entorno y circuito estudiado, las posibilidades de poder hacer algo bueno fueron incrementando.

23 de Abril 08:00 Am.  Madrid Xanadú Snow Zone.

Hernán Medina López

Mucho mas focalizados, decidimos volver a la pista directamente para ver si nuestro plan era viable.  Cubrimos dos zonas.  Él la zona de bajada y yo la de subida.

Dicho y hecho.  Los reporteros empezaron a dar vueltas y mucho mejor que el día anterior.  Con decisión y con ganas. Lo cual nos ayudó enormemente.

El departamento de producción nos coordinó a la perfección con los operadores.  Lo que nos permitió poder disfrutar con cada vuelo, de manera segura.  Esta vez el Phantom IV y NbCam volarían a la vez en diferentes puntos para poder ofrecer planos.  Yo me encargaría del Phantom IV.

FPV Madrid Xanadú
Hernán con Beatríz Martín Polo durante la sesión.

Incluso cerraron unas vueltas con el piloto de rallies.  ¡Iba a tope!.   Hernan pudo seguirle de principio a fin en varias vueltas.  Y salieron planazos.  Auténticos planazos.  Abajo dejaré mas adelante algún ejemplo de lo obtenido.

No siempre se tiene la suerte de poder volar y grabar en interiores como éste, a vehículos tan molones.  La verdad es que ha sido una experiencia cargada de adrenalina y de buenos resultados por parte de todos.  Un placer haber trabajado de nuevo con todos, pero esta vez desde el aire.

Para los que nos dedicamos al sector audiovisual, el drone es una herramienta excelente para coger recursos.  Y un buen ejemplo es el resultado del video resumen del evento, elaborado por @beatrízmartínpolo, que nos coordinó también a todos.

Gracias a Beatríz y a Toyota por habernos hecho partícipes con nuestros rápidos servicios aéreos en este eventaco.

I cant get enough Rc.

Desde que era un niño, me encantaba cualquier cosa que tuviera motor.  Y cuando aprendí nociones básicas de cómo funcionaba el mundo Radio Control, destripé y modifiqué hasta la aspiradora, por no mover mi trasero para pasarla.  Ese fue mi primer aparato FPV, allá por 1999.

Un hobby como este sólo perdura en el tiempo y va a más.  Por eso a día de hoy, escuchar noticias del sector Radio Control por otros medios que no están relacionados directamente, me provocan una subidona tal, que me hace compartirlo.

“The Tonight Show” es el nombre del programa que hace referencia a una prueba de coches de RC.  No se sabe marca ni modelo, pero da igual.

Trabajando justo en ambos sectores, puedo apreciar la gran labor audiovisual que han hecho con el circuito que ha construido el equipo de escenografía del show, acompañado de un excelente tiro de cámara que nos lo presenta como todo un reto y una aventura.  Al timón de gas:  Jimmy Fallon.

¿Qué se puede decir de Jimmy Fallon?.  Pues que es un grande de la comedia y que sabe llevar los shows como el que se pone unas zapatillas de estar por casa.  Lo tiene dominado.  Me parto de risa con él.

 

 

Drones en el Parking.


Noche idónea para el vuelo FPV en algún parking de alguna parte.  “Temperatura perfecta.  No hace falta estufa.”

-Eso es lo que argumentaban @herny-fpv, @fastuncrack, @koreanfpv y @jonfpv_buchannon, que se juntan para echar unas baterías.  No es competición.  Es pachangueo, puro entrenamiento.

Existe un parking en la Comunidad de Madrid, bueno, ya serán dos o tres,  que una vez vacío de coches por la noche,  queda a merced de los pilotos de drone.  ¡Pero no hacen nada malo!. Pacientemente esperan a que se vayan todos los coches y la pachanga se empieza a preparar.  Como diría Torroja, puerta aquí y puerta allá, luz aquí y luz allá…

El caso es que lo de meterse con la cámara y gafas dentro del drone es algo que abstrae.  Con las gafas puestas, la vista se reduce al tamaño del drone, así que, como que te vuelves más pequeño y la percepción del espacio es mayor.  El tema es que vas muy rápido en ese espacio.

Yo sólo veo cemento.  Y más cemento.  No hay nada blando. Extintores. Barras de metal.  Pivotes.  Columnas.  No es lo mismo un circuito en espacio abierto.  De acuerdo, hay ramas, troncos, árboles, rocas o suelo duro…pero no es igual.

El ritual está súper estudiado; saco la silla, bebida…unas puertas luminosas DIY espectaculares y a volar.  Son las 20:00h.  No hay ya ningún coche y han salido casi todos.  A las 20:15h. preparados y sus drones avisando con sus ruidos.

Zumbido.  Zumbidos.  Estelas de luz.

Eso es lo que se ve desde tierra.  Nada más.

Y es que desde fuera el prisma es otro.

Si alguna vez probases unas gafas y un mando, y controlases verdaderamente el drone, entenderías por qué mola tanto. Y es que el mundo por ese momento, se para.  Es muy adictivo si te gusta el tema de volar o los videojuegos. Engancha.  Como me enganchó el Wipeout de Psygnosis de 1995.  Carreras de pequeñas aeronaves por circuitos de velocidad.  Muy loco.

Hoy en el año 2018, la idea del WipeOut toma forma. Realidad virtual en estado puro.  Pero encima es real, por lo que va más allá de cualquier videojuego.  El drone es tu nave…tu propia nave.

Cuando se vuela en parking, hace falta tener muchísimo dedo para controlar el aparato y ser muy preciso, el más mínimo margen de error, puede tener consecuencias fatales…

Sólo los que se enfrentan a este tipo de vuelos, están preparados para cualquier circuito, puesto que este tipo es el que menos margen de maniobra deja. Y el error es bastante probable que cueste dinero.  Es un poco como cuando @hamillhimself se enfrentaba a la estrella de la muerte soltando un par de protonazos al núcleo.  Unos cuantos cazas, paredes estrechas, altas velocidades…como te roces, te estampas.

La máquina,  forma parte de nosotros y es una extensión más del cuerpo.  No te permite ni un despiste, por lo que pensar en algo distinto que no sea volar, no da lugar.  Es terapéutico.

Película: Ready Player One.  El libro mola más. Pero en cualquier caso hay una escena en la película que relata a la perfección la sensación de ponerse unas gafas de Realidad Virtual y sumergirse en una realidad paralela.  Es exactamente lo que hacen @herny-fpv, @fastuncrack, @koreanfpv, @jonfpv_buchannon;  abandonan la noción por un momento de dónde están realmente, y se transportan en otro momento y lugar instantáneamente, como miembros activos.  Es la abstracción legal más absoluta.


 

Bienvenidos a Nube-Cam.

Hola, aquí iremos comentando las novedades de lo que nos apetezca.  No necesariamente de temas laborales, sino de nuestro día a día relacionado con el sector de la tecnología de una u otra manera.  Es un pequeño bazar de noticias tecnológicas.